Autonomía e independencia:

Garantiza a los propietarios, la administración de la sociedad con Neutralidad frente a los clientes, socios y agentes. Con un deber principal de confiabilidad y prontitud; así como el de ofrecer a nuestros favorecedores las mejores tarifas y costos del mercado.